Cómo lidiar con la pereza y el aplazamiento - Noticias de hoy | Noticias724

Post Top Ad

Cómo lidiar con la pereza y el aplazamiento

Share This
como-lidiar-con-la-pereza

Por la situación actual nos hemos visto casi que obligados a detener de manera repentina el rendimiento al que estábamos acostumbrados, el deseo de escapar de las tareas actuales y el aplazamiento constante " para después" de los asuntos importantes; el dejar todo para después o aplazarlo, es familiar para casi todos hoy día. Hasta que esto nos adentre en una condición dolorosa que afecte significativamente nuestra  vida y trabajo. A continuación les traemos algunos consejos prácticos, sencillos y simples, que le permite evitar y reducir el riesgo de una crisis nerviosa o agotamiento profesional.

En primer lugar, debe tener en cuenta que el aplazamiento no es un vicio ni una razón para atormentarse. Este, es un tipo de mecanismo de protección de nuestro cuerpo, que a veces se sale de control. En la mayoría de los casos, es difícil para una persona realizar la tarea, cuya habilidad no es obvia o claramente ausente. Es decir, nuestro cerebro solo ahorra energía y tiempo para algo más útil. Sin embargo, a veces hay que hacer tales cosas, así que aquí hay cinco recomendaciones que pueden mejorar enormemente la productividad y reducir la cantidad de situaciones no tan agradables.

Gestionar tu tiempo

Gestionar tu tiempo

No tengas miedo de este molesto término. La gestión del tiempo se refiere no solo a todo tipo de esquemas difíciles para construir actividades de trabajo o programas complejos y que consumen mucho tiempo. Organizar todo en una la lista de tareas para el día: este es el mecanismo. Es mejor agrupar las cosas también en tres grupos: urgente, por tratar y fácil (o de alguna manera a su manera, lo principal es que el sistema sea). Con este enfoque, son fáciles de recordar y planificar su día de trabajo.

No te sobrecargues con tareas

No te sobrecargues con tareas

El principal estímulo para el aplazamiento es el exceso de trabajo. Debe evitarse por todos los medios posibles y, en primer lugar, vale la pena evaluar correctamente cuánto trabajo se realiza de manera objetiva. Después de que todas las tareas son organizadas y urgentes, vale la pena considerar su viabilidad, en función de mano de obra requerida. 

Todas las dudas internas deben rechazarse por una sola razón: si abandonas de inmediato las tareas imposibles, en el futuro no habrá frustración debido a ellas. Además, las horas de trabajo deben estar limitadas en el tiempo, no se deben omitir los descansos regulares programados y no se debe permitir el procesamiento. Mientras haya fuerza y un estado de ánimo positivo, se completará una lista realista de tareas a tiempo y con alegría.

Lidia con las distracciones

Lidia con las distracciones

Cualquier forma de evadir la tarea es solo un imán para nuestra conciencia. Por lo tanto, es necesario realizar una lista de todos aquellos factores que distraen: redes sociales, mensajería instantánea, notificaciones por teléfono y computadora, compañeros molestos en el lugar de trabajo, así como ruidos, olores e incluso pausas para fumar. En resumen, todo lo que interfiere un día de trabajo normal.

Deben dividirse en tres grupos: los que se pueden eliminar fácilmente y sin dolor, los que no se pueden deshacer y son insuperables, y los que, por el contrario, pueden tener un efecto positivo. De acuerdo con las características, y con los factores que actuamos: eliminamos el primero, minimizamos el último si hay espacio para moverse, pero los terceros son los más interesantes. Por extraño que parezca, estos incluyen redes sociales y mensajería instantánea (no siempre, pero de manera muy privada). Estos factores se convierten más fácilmente en una recompensa por cumplir con el horario de trabajo, pero trataremos de eso a continuación.


Crea una recompensa

Crea una recompensa

Con base en lo anterior, como resultado, se debe obtener un cierto rango de casos, que no solo es necesario, sino que también se puede hacer. Ya están distribuidos por importancia, trabajo y, muy probablemente, por el grado de satisfacción de su implementación. Durante el transcurso de la jornada laboral, será una excelente idea alternar las tareas de acuerdo con el principio de "urgente - fácil – por tratar - agradable". Un lector atento notará que el último punto en este esquema parece haber venido de la nada y será casi correcto.

Cualquiera sea la lista de casos que hagamos, contendrá elementos que nos gustan más y otros, mucho menos. Es posible que esta clasificación no ocurra conscientemente, pero casi siempre está ahí. Finalmente, si no se encontraron tareas tan agradables, necesita atención. - conscientemente postergar. Exactamente esto: si no permite que el cerebro descanse al menos un poco, al final se rebelará y funcionará en absoluto. Aquí es donde las redes sociales y los mensajeros vienen al rescate, en el que no solo puede relajarse, sino también encontrar algo útil para el trabajo.

Nunca te castigues a ti mismo

Nunca te castigues a ti mismo

La motivación negativa, incluso si funciona, no dura mucho: el agotamiento emocional ocurre aún más rápido y la productividad, de hecho, prácticamente no aumenta a corto plazo. En otras palabras, los intentos de “darse palo” a uno mismo seguramente conducirán a desastres y problemas psicológicos. Como se mencionó en el párrafo anterior, la motivación debe basarse en la remuneración, aunque sea pequeña.

Si aún no puede organizarse, incluso con una distribución de tareas, tiene sentido pensar mucho si el aplazamiento es lo único viable. No está de más recurrir a un especialista en el campo de la psicología o la psiquiatría para evaluar si hay algún trastorno orgánico o mental que le impida trabajar normalmente. Finalmente, un cambio completo de trabajo, ambiente y estilo de vida ayudó a muchas personas, y esto también es una opción.

Por supuesto, estos consejos no son universales, porque los científicos modernos aún no han desarrollado un estudio exacto, de por qué ocurre el aplazamiento y qué causa este mecanismo de defensa. Sin embargo, en muchos casos, serán útiles, aunque no solo como una medicina, sino como una buena manera de mejorar la situación.

Post Bottom Ad